¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador– Quental no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra..

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

- Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

- Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador

La gran demanda de talento digital ha hecho que las empresas presten mayor atención a sus planes de employer branding para desarrollar su imagen como buen empleador y mejorar así su estrategia de atracción y retención de talento. Esto como una inversión al propio éxito de su compañía, ya que desarrollar el talento propio significa maximizar el potencial de la marca.

Transformarse digitalmente es también una transformación de negocio, y necesita que el proceso de reorientación de la organización esté liderado por el primer nivel directivo, poniendo en disposición proyectos para revisar la visión o la cultura de la compañía y, especialmente, para poner a empleado y cliente en el centro, mejorando su experiencia en todos los puntos de contacto con la empresa.

Precisamente, conocer el grado de madurez digital de las compañías ha sido el reto del 1er Estudio en España sobre la Transformación Digital de las empresas españolas. Este estudio ha sido realizado a través de encuestas a más de 100 compañías de nuestro país, y al cual han respondido más de 100 Directores de RRHH.

Los resultados de este estudio concluyen en distintas claves para desarrollar el talento digital en una organización:

  • Conocer los nuevos perfiles profesionales digitales. Es importante identificar las competencias clave, conocimientos, misión y funciones de cada una de las diferentes especializaciones que el mundo digital nos aporta: Digital ManagereCommerce Manager, Social Media Manager,  Analista Digital
  •  Conocer el grado de digitalización de nuestra empresa.  Es necesario hacer un diagnóstico inicial en nuestra compañía con un test de competencias, habilidades  y conocimientos digitales.
  • Preparar el Plan de Formación Digital.  Con el análisis del diagnóstico inicial podremos detectar carencias, necesidades, prioridades, niveles... Y podremos preparar un plan formativo adecuado a cada departamento, perfil...
  • Acompañar con un Programa Digital y Entornos de Aprendizaje.

Y por último, cabe destacar otra conclusión del estudio con la que en Quental estamos muy concienciados: la forma de reclutar de las empresas. Una gran mayoría de las empresas cuenta con un perfil activo de empresa en LinkedIn y trabaja con plataformas de empleo online. Fuera de LinkedIn, la gran mayoría opera a través de perfiles en redes sociales corporativos de la compañía, y no específicos de RRHH.

En Quental realizamos este reclutamiento digital, tanto de manera interna como en el Servicio de Outsourcing de Personal que proporcionamos. Tratamos de compartir nuestras ofertas de empleo tanto, por supuesto, en nuestra web como en los diferentes perfiles de redes sociales que poseemos: LinkedIn, Twitter y Facebook. Esto nos permite llegar a un mayor número de personas y que nuestras ofertas de empleo logren un mayor alcance. Somos conscientes de que para llegar a las personas y conseguir talento hay que estar cerca de ellas, adaptándose a los cambios tecnológicos del entorno y cambiando nuestra forma de actuar conforme a ello. He ahí nuestros 4 pilares: Talento, Flexibilidad, Innovación y Calidad.  

 


 

 

 

La multinacional alemana SAP acaba de presentar los resultados de un estudio global realizado a más de 1.500 profesionales de distintos países del mundo, siendo algunos de ellos de España, cuyo objetivo ha sido entender y conocer dos cosas: cómo ven los trabajadores del Departamento Financiero el futuro de su profesión y cómo las capacidades analíticas avanzadas y la digitalización respaldan esa visión. Tal y como indica al hilo de este estudio Jorge Pérez, Director Comercial de Business Analytics de SAP España, “La digitalización, sobre todo en lo que se refiere a la automatización de las funciones y al uso de los datos, está transformando muchas áreas de las empresas y la de Finanzas es una de las que más claramente se está beneficiando de esa situación”.

Las economías de nuestro siglo actual se ven necesitadas de tener una economía digital fuerte. No por el hecho de que nos encontramos con una sociedad digital, sino porque la economía digital se considera en este momento uno de los pilares impulsadores de la productividad y competitividad de las empresas. Las economías que no apuesten por ello permanecerán ancladas en el pasado.

Hay que destacar tres aspectos importantes del estudio que afectan a los Dptos. Financieros:

  • En primer lugar, nos encontramos en un momento muy interesante desde el punto de vista de los profesionales del Departamento Financiero. De los profesionales encuestados, el 86% prevén que en los próximos 5 años su trabajo será más interesante, valioso y relevante. El 57% espera asumir nuevas responsabilidades y el 14% espera conseguir un ascenso a un trabajo diferente. Mientras que el 24% espera realizar el mismo trabajo y únicamente el 4% tiene previsto abandonar la función financiera.
  • En segundo lugar, la función de finanzas continuará creciendo dentro de la organización para abarcar otras tareas clave, siendo algunas de ellas: las TI (35%), la Gestión de riesgos (30%), RRHH (29%), las Fusiones y adquisiciones (28%) y el Aprovisionamiento (27%).
  • Y por último, el futuro éxito de las empresas va a depender de su uso tecnológico. De los participantes del estudio, hay que destacar que el 90% de los directivos españoles consideran que el éxito de su empresa en los próximos 5 años va a depender de la capacidad de usar Big Data y analíticas avanzadas de manera activa. El 88% considera que va a depender de la capacidad de convertir los datos en acciones rápidas y decisivas, el 86% del acceso instantáneo a todos los datos actualizados sobre finanzas y rendimiento y el 78% de su ritmo de cambio y complejidad empresarial.

En Quental tenemos clara la necesidad de digitalización de los departamentos de la empresa, entre ellos claro está el financiero. Es por ello que apostamos por Soluciones que consigan hacer tareas como Planificar y Presupuestar o el manejo básico diario de Excel más sencillas, innovadoras y que aporten inteligencia a los datos que poseemos. Ahí entra en juego Jedox, empresa de la que somos business partner y la cual posee una Solución que permite conectarse con SAP, protagonista de nuestra noticia de hoy. ¿Cómo?

La solución de SAP + Jedox permite conectarse con los ERPs más conocidos del mercado gracias a su ETL. De esta manera posibilita la creación y la edición de cubos OLAP de manera dinámica y sencilla para cualquier departamento. Consiga el máximo rendimiento de sus datos de SAP con el conector SAP de Jedox. Planifique y prepare análisis y reportes adaptados a los objetivos de su empresa gracias a la fácil integración en entornos SAP y su intuitiva interfaz.

 


 

 

El pasado mes de febrero se llegó a un nuevo acuerdo para los flujos transatlánticos de datos entre la Comisión Europea y los Estados Unidos, dándose a conocer como el Safe Harbour 2.0, denominado Privacy Shield o Escudo de la privacidad UE-EE.UU.

Este acuerdo pretende limitar el acceso generalizado a la información, habilitar procedimientos de control que aseguren el cumplimiento del nuevo acuerdo y la posibilidad a los usuarios de denunciar directamente en caso de que consideren que sus derechos han sido infringidos. Además de proteger los derechos fundamentales de los europeos cuyos datos son transferidos a EE.UU y garantizar la seguridad jurídica de las empresas.

Una de las cosas más novedosas de este acuerdo es la figura del Ombudsman, una suerte de defensor de los derechos de los usuarios y empresas que muestra la prueba evidente de que EEUU quiere dar una respuesta adecuada a los problemas jurídicos y de seguridad del Safe Harbour. Esta persona servirá para acercar posiciones entre las partes, ejerciendo de interfaz que traduzca las solicitudes de las agencias de protección de datos europeas al lenguaje del Departamento de Comercio estadounidense. Otra novedad que incluye el acuerdo es la implantación de obligaciones más estrictas a las empresas de Estados Unidos respecto a la protección de los datos personales de los europeos, que obliga a un mayor nivel de observación y de actuación a la Comisión Federal de Comercio (FTC) y al Departamento de Comercio de los Estados Unidos.

En Quental hemos podido saber que entre los expertos, de las cosas que más dudas genera este nuevo acuerdo es el compromiso de EEUU de rebajar el acceso a los datos personales de los europeos. Al ser considerado el punto más sensible del acuerdo, es donde se tendrá que hacer más hincapié para unificar el criterio de ambas partes en la definición de conceptos como el de necesidad y proporcionalidad. Hay que destacar que en EEUU, el derecho de la seguridad colectiva está por encima de los derechos individuales y fundamentales, al contrario de lo que sucede en Europa. Y por ello son conscientes de que deben hacer grandes esfuerzos para regularizar la situación, puesto que esta situación legal está incrementado los coste en las compañías y está haciendo que se pierdan oportunidades de negocio.

Lo mejor que pueden hacer ahora las compañías nacionales es continuar apostando por regularizar la situación, firmando las cláusulas tipo con los proveedores que tengan sede en EEUU y solicitando la autorización de transferencia a la Agencias de Protección de Datos Española.

 


 

 

 

Que la generación de los Millennials (personas nacidas entre los años 1981 y 2000) es la generación que mejor domina la tecnología no es ninguna novedad. Se encuentra adherida a todos y cada uno de los aspectos de su vida, sin ser esto un hecho relevante: es lo normal, han convivido con ella desde que vinieron al mundo. Los 2.000 millones de Millenials que hay en el mundo, los cuales representan el 32,8% de la población, cuentan con el teléfono móvil como su gran aliado y una herramienta imprescindible para dar a conocer su identidad al mundo. Y ellos podrían ser una de las razones de que la banca, tal y como la conocemos hoy en día, tenga los días contados.

La posible banca del futuro será, básicamente, un servicio móvil que no precisará de la presencia física del cliente en una oficina. Según Brett King, CEO de Moven, para 2020 una cuenta bancaria se podrá contratar directamente desde nuestro móvil y nos permitirá pagar con el Smartphone como si se tratase de una tarjeta bancaria.

Esto choca si lo contrastamos con el hecho de que, aún hoy día, el 60% de la población no tiene una cuenta bancaria. Un hecho sorprendente si tenemos en cuenta que actualmente necesitamos un número de cuenta para, por ejemplo, poder cobrar nuestro sueldo, alquilar una casa o pagar el comedor del colegio de los niños. Esta evidencia debería ser suficiente para que un sector tan tradicional como el bancario se cuestionara la necesidad de actualizar sus planteamientos. Más aún si tenemos presente que aproximadamente el 80% de los Millennials no pisarán jamás una oficina bancaria. Toda su relación con los bancos se realizará a través del teléfono móvil. Para ellos, redes sociales, experiencia de cliente o gamificación son términos habituales y piden (o más bien exigen) servicios y productos a medida, en cualquier momento, sencillos, intuitivos y a golpe de clic (cuantos menos, mejor). Son el futuro más inmediato, el cliente al que todos miran y, lo más importante, para el que todos tratan de adaptarse, incluida la banca.

La paulatina llegada de la industria tecnológica a los servicios financieros ya ha supuesto la irrupción de miles de startups que, a través de plataformas tecnológicas, ofrecen productos o servicios a sus consumidores de forma rápida y sencilla. El capital que mueve este sector, conocido como fintech, experimenta crecimientos de tres dígitos y supera los 11.000 millones de euros. 

 

Pero el despegue de las fintech en España también tiene que ver con la estructura del mercado financiero. Según un estudio de la Universidad de Valencia, solo el 22% de las pequeñas y medianas empresas (pymes) busca financiación al margen del crédito bancario. La proporción desde luego está a años luz del 70% de Estados Unidos, el 55% de Francia o el 45% de Alemania.

 


 

 

 

Que cada día el mundo está más digitalizado es un hecho sabido por todos y que nos afecta en nuestra vida. Las compañías tratamos de estar a la vanguardia de la tecnología y los procesos para no quedarnos atrás con respecto a la competencia y a otros países. Y esta lucha ha comenzado a dar sus frutos, concretamente aquí en España.

Según el estudio The 2015 Global Retail E-Commerce Index elaborado por la consultora ATKearney en el que se analiza por países la evolución del comercio electrónico a nivel mundial, España ha pasado de no figurar en el ranking en 2013 a ocupar el puesto 18 el pasado año dentro de los 30 países dónde el ecommerce se encuentra más desarrollado. Como señala el estudio: “los brotes verdes son visibles, el país -que es la cuarta mayor economía dentro de la zona euro- registró en 2014 una tasa de crecimiento, por primera vez en seis años, al tiempo que las estadísticas más recientes muestran que dicho crecimiento continúa". Amazon, El Corte Inglés y Fnac España son señalados como los mayores operadores online en el mercado nacional.

 

 

Otro hecho que se destaca en el estudio es que alrededor de un 44% de los internautas españoles entre 16 y 55 años son compradores online frecuentes, con unos intereses que se centran en la moda, la electrónica, los libros y la música. En el entorno de la alimentación, ATKearney todavía ve que el modelo online está poco desarrollado, si bien es cierto que los principales actores en distribución se están expandiendo en este territorio.

En este aspecto Quental, siendo como es una empresa tecnológica, ha tratado de incorporar una solución a su porfolio que ayudara tanto a consumidores como empresas a agilizar y mejorar la calidad de los procesos de compra. Y tras ese proceso de búsqueda entre distintas opciones, se decidió a incorporar la más innovadora: la Marca de Agua Digital (MAD).

No es la primera vez que hablamos de esta solución en Quental, ni será la última: su innovación y la cantidad de usos que posee hace que la mencionemos a menudo. La Marca de Agua Digital es de gran ayuda para el ecommerce: esta solución está compuesta por datos escondidos en imágenes (también documentos) que pueden ser leídos a través de distintos dispositivos como, por ejemplo, los smartphones. Las empresas pueden incluir MADs en sus publicidades y hacer más sencillo el proceso de compra a los usuarios. De este modo, con solo abrir la app de la marca y apuntar con la cámara del Smartphone hacia una publicidad del producto que deseemos obtendríamos la respuesta esperada: compra más sencilla, ampliar información… Una Solución que llega para sustituir a los QR’s.

 


 

 

">