Hace unas semanas contamos cómo la nueva eSIM pretende sustituir a las actuales tarjetas SIM de nuestros teléfonos móviles. Está previsto que las actuales tarjetas pasen a mejor vida el próximo año 2017, lo que conllevará consecuentemente cambios como las portabilidades exprés, el fin del 'roaming', la venta de servicios por los fabricantes o la necesidad de reconvertir las tiendas.

Recientemente y durante la celebración del Mobile World Congress, Telefónica aprovechó para hablar sobre ésta nueva tecnología. Allí la compañía explicó que “la eSIM es un gran avance para la tecnología móvil, y por eso están apostando tanto por ella”. Ésta nueva tarjeta permitirá al usuario tener una mayor independencia de su operadora, gracias a que la tarjeta permitirá cambiarnos en cualquier momento. Además, aseguran que la eSIM mantendrá la seguridad, integridad y confiabilidad que ofrecen las tarjetas SIM hoy en día.

Hoy en Quental queremos resumir los puntos clave de esta eSIM para aclarar todo tipo de duda que pueda surgir.

 

¿Qué es una eSIM o SIM virtual?

La eSIM o SIM virtual es una tarjeta SIM integrada de serie en forma de componente dentro del harwdare del mismo dispositivo (smartphone, tablet, smartwach, wearable, etc). Por lo tanto, no podremos acceder más a ellas como lo hacemos habitualmente, ya que para ello deberíamos desarmar el aparato en sí hasta llegar a la pieza correspondiente.

 

¿Cuándo y dónde veremos en acción a la eSIM?

En abril de este 2016 el “primer” dispositivo que vendrá dotado con una eSIM y abrirá camino a los demás wearables y dispositivos conectados será el Smart watch Samsung Galaxy Gear S2 Classic 3G. La eSIM que traerá el reloj inteligente vendrá de la mano de Telefónica en Alemania, convirtiéndose en el primer dispositivo que funciona sin necesidad de tarjeta SIM física.

El segundo estándar está previsto que llegue en el mes de junio y está destinado a los Smartphones, por lo que, aunque no existe una fecha oficial de cuándo verá la luz el primer teléfono móvil con eSIM, podemos prever que será para principios del próximo año cuando los fabricantes comiencen a sacar modelos con la SIM virtual.

 

¿Qué ventajas posee esta nueva SIM?

Las ventajas que representa la SIM virtual son múltiples. Desde mencionar que no será más necesario cambiar de SIM de un dispositivo a otro, olvidar de tener “duplicados”, o de llevar encima adaptadores de, por ejemplo, nanoSIM a MicroSIM. En el caso de los smartphones, podremos contratar y elegir cualquier operador, agilizando las operaciones, en especial la Portabilidad Numérica. De esta manera, podremos tener todos los números que queramos - de diferentes operadores incluso - en el mismo equipo, aunque solamente podremos usar 1 a la vez.

 

¿Solo ventajas?

Realmente, hay algunos contras a esta solución. Los principales afectados serán las propias tiendas de telefonía, las cuales pasarán a ser meros vendedores de dispositivos o servicios de reparación. Esto es así ya que todo el tema de contratos y planes se harán online.

¿Y si el teléfono se estropeara? La SIM está integrada, por lo va a ser imposible sacarla y colocarla en otro móvil. Es ahí cuando la solución viene por medio de la nube. Los datos de la eSIM se almacenan en un servicio cloud, por lo que recuperarlas será cuestión de tener un identificador y password.